preloder

Belleza trascendente, parte 2

A veces, la belleza sin lenguas es capaz de conmover al corazón
Paolo Romero

La belleza no es siempre la misma. Cambia a cada instante y no obstante, permanece en su esencia, como inspiradora en defecto de todas las formas. Cada minuto representa un mar de posibilidades y cambios. A veces estos pueden ser sutiles o desenfrenados, tímidos o traviesos, y eso está bien. No tener control sobre la vida circundante hace que la espontaneidad reine y que la naturalidad adquiera un significado especial. Incluso la misma escena puede ser una historia completamente distinta si tan solo se varía un poco el ángulo. Esta segunda parte de “Belleza trascendente”, muestra a las flores en una atmósfera – a mi entender – ligeramente distinta. Si pueden encontrar los matices particulares de esta galería, bien hecho. Si por el contrario se hallan similitudes perpetuas en cada ejecución, bien hecho también, porque el arte es subjetivo y no se ciñe a reglas o interpretaciones personales. Sin más, los invito a ver la segunda parte de este trabajo. Espero que lo disfruten.

Don`t copy text!

Pin It on Pinterest

Share This